dimecres, de gener 24, 2007

El Prestigio


O el truco final, o como la santa madre quiera llamarlo, con esta reseña empieza la avalancha de posts-retrasados que vendrán en breve debido a mi parón de actividad bloguera debida a los exámenes malditos esos.

(Christian Bale cantando el gordo de navidad)

Gran expectación tenía sobre esta película, que para mí contenía tres bazas ganadoras: Uno de los directores más interesantes del panorama hoollywoodense (Christopher Nolan), un plantel de actores de aúpa, y un trasfondo basado en el mundo de los magos o prestidigitadores de antaño; que tengo que reconocer que me atraía especialmente ya que de pequeño yo era un gran aficionado a realizar juegos de magia (y a verlos, claro). Además todo salpicado de una atmósfera tremendamente tenebrosa, uno de los motivos por los que no me atrajo demasiado ver El Ilusionista en el cine.

(Hugh Jackman descubriendo el secreto de la sopa de garbanzos)

En línias generales la historia trata de dos magos que empiezan siendo los perfectos colaboradores y terminan basando sus vidas en la disputa y la competición del uno con el otro; perfectamente encajan Christian Bale y Hugh Jackman en sendos papeles, si bien éste segundo desde Operación Swordfish se tiene aprendido que no puede hacer película sin mostrar un primer plano de sus abdominales.


Cómo es de esperar en una belleza prohibida como Scarlett Johansson, su enésima encarnación como seductora irresistible cumple a la perfección su cometido; si bien quizás se le hecha de menos un mayor peso o protagonismo en la historia.

Sin llegar a los extremos de esta obra maestra que es Memento, Christopher Nolan mueve los engranajes de la trama entremezclando continuamente situaciones presentes, pasadas, y no tan pasadas; de modo que en ocasiones se preste a una pretendida confusión y desafío a la atención a los detalles; consiguiendo que durante todo el metraje el espectador esté continuamente creándose hipótesis sobre los sucesos aparentemente imposibles o sin sentido que acontecen a nuestra vista.


Quizás en ocasiones se fuerza demasiado la máquina y hay supuestos "secretos" que con un poco de cavilaciones se pueden adivinar antes de que la película te lo haga evidente; y también la introducción a la mitad avanzada del metraje de un componente fantástico se convierte en un recurso argumental muy por el morro; aunque a su vez permite forzar al final unas situaciones mucho más tenebrosas y inquietantes, atmósfera que va siendo habitual durante toda la cinta.


Los secundarios también son de relumbrón, con un más que correcto Michael Cane y un inusual David Bowie (si, el mismo) que queda efectivo y divertido en su papel de un Nikola Tesla con determinadas habilidades que esperemos que el original no tubiese.


En definitiva: absorvente y misteriosa, El Prestigio es un genial truco de magia, que si bien en algún momento se le puede ver el truco, o usa trampas demasiado descaradas, absorbe completamente de principio a final y hace disfrutar como ninguna, maravillosa.


Etiquetes de comentaris:

5 Comments:

At 11:23 p. m., Blogger Marcos FJ said...

jorl, mejor crítica que la mía, si señor. Bueno, concuerdo contigo en muchos puntos, ya sabes... ¡pero El Caso Slevin es Dios! xDDD

 
At 11:37 p. m., Blogger Àlarik said...

No me seas pelota, no hay críticas mejores que otras maldito, son todas distintas! xDD

PD: Alguién ha dicho Dios? caso Slevin!

 
At 5:58 a. m., Blogger Xmooth said...

Lo de "Christian Bale cantando el gordo de navidad" me ha matao xDDDDD

Me has dado ganas de verla (que de hecho es algo que ya habría hecho si no fuera por los malditos exámenes y el horario de mierda que llevo).

La verdad es que El Ilusionista no me gustó demasiado. No es que fuera mala película, pero sí demasiado artificiosa. Confío en el buen saber hacer de Nolan.

¿En qué época está ambientada ésta? Es que parece la misma que la del Ilusionista (que por cierto, sigue en cartel, mientras ésta la han casi retirado por completo).

No he visto El Caso Slevin. ¿Qué sucede con esa?

 
At 11:23 a. m., Blogger Àlarik said...

Yo El Ilusionista es una peli que no me habría molestado para nada verla... pero tampoco me llama imperiosamente pagar 6 euros y pico para verla :$

Pues más o menos creo que es la misma época que el ilusionista, edad moderna y tal, ahora bien situarte un año concreto ya no llego xD

Sobre el caso Slevin, nada que el Marcos ese me la recomendó hace nada y me moló un montón.

 
At 10:28 a. m., Anonymous Anònim said...

oeee!!
aquí està el post!
I en definitiva, és el que dius, una peli absorvent i misteriosa!
recomanada a tots els que no l'hagueu vist!!
=)
(aquí recomenant pelis en un blog q no és el meu... :P)
maria

 

Publica un comentari a l'entrada

<< Home